10 hábitos para llevar una vida sana

A menudo nos plateamos empezar a llevar una vida más sana pero no sabemos ni por dónde empezar, para ello debemos adquirir hábitos más saludables basados en una correcta alimentación, ejercicio físico y un buen descanso. ¿Quieres saber cómo hacerlo? ¡Sigue leyendo!

1. Cambia tu lista de la compra

El primer paso es mejorar tu alimentación, y se empieza por el carrito de la compra. Por ello elige frutas, verduras, carne y pescado y evita alimentos precocinados o altos en grasas y azúcares.

2. Aprende a cocinar

Se encuentra muy relacionado con el punto anterior, si no sabes cocinar lo más probable es que optes por comida precocinada o por alimentos fáciles de cocinar. Saber cocinar no sólo te ayudará a reducir el número de calorías sino que también aumentará la variedad de tus platos. Una excelente opción para cocinar de forma más sana es la utilización de técnicas como la cocina al vapor, a la plancha o al horno.

3. Come frutas y verduras

Seguramente lo hayas oído infinidad de veces, pero este tipo de alimentos son los que te van a aportar las vitaminas, minerales y fibra necesarias para el correcto funcionamiento de tu organismo.

4. Bebe mucha agua

¿Sabes cuántas calorías tiene el agua? ¡Cero! Por eso debe ser la bebida principal y sustituir el consumo de refrescos o alcohol que contienen muchas más calorías y azúcares.

5. Realiza ejercicio diariamente

Lo más importante es elegir un deporte o actividad que te gusta, ya que en caso contrario acabarás abandonando este hábito. Por eso opta por alguna actividad en grupo o en pareja o por tu deporte favorito. Con 30 minutos diarios de ejercicio es el mínimo adecuado, e incluso si un día tienes menos tiempo con 15 minutos de carrera, paseo o ejercicios en casa es suficiente. ¡No hay excusa!

6. No seas sedentario

Pequeños hábitos como ir andando al trabajo o subir escaleras en vez de utilizar el ascensor te ayudará a tener una vida menos sedentaria.

7. Reduce tu nivel de estrés

Un alto nivel de estrés no sólo disminuye tu felicidad sino que te hace padecer cansancio crónico, en resumen, perjudica a tu salud.

8. Mejora tus hábitos de descanso

Dormir entre 7 y 8 horas te ayudará a estar descansado y a afrontar el día a día con energía. Elige un buen colchón, un ambiente relajado, una rutina de sueño  y evita el uso de dispositivos electrónicos un par de horas antes de acostarte y conseguirás dormir mucho mejor.

9. Disminuye el consumo de sal y azúcar

Para ello lee el etiquetado de los alimentos que vayas a comprar para poder controlar y limitar el consumo diario.

10. Consume alimentos ricos en fibra

La fibra ayuda a regular el tránsito intestinal y aporta saciedad, ayudándote a reducir tu consumo de calorías. Alimentos como las frutas y verdura aportarán la fibra necesaria a tu dieta.

¿Te apuntas a la vida saludable?