8 ventajas muy saludables de vivir en la costa

Escuchamos a menudo hablar sobre los extranjeros que vienen buscando en España un clima especial, no solo por hacer turismo, sino mucho de ellos por recomendaciones médicas, con la finalidad de recuperar la salud o de vivir una mejor vejez en nuestra tierra. Son muchas las zonas preferidas para el veraneo, desde un piso en las costas andaluzas como Málaga hasta pisos en Sitges o zonas catalanas. Pero… ¿Qué hay de cierto en ello? ¿Hasta qué punto puede el mar ayudarnos a mejorar la salud de nuestro cuerpo?

Por qué vivir en una zona costera

Ocho razones por las que el mar puede convertirse en el aliado de nuestra salud.

1º La mezcla exacta de sal y yodo de nuestras aguas marinas aportan un poder natural muy recomendable para nuestra salud.

2º Vivir cerca del mar hace que la salud física y mental de las personas sea mucho más elevada que la del resto de los habitantes de la zona y es que el mar consigue despejar cuerpo y mente. Pasear por una playa en un horario tranquilo puede suponer al cuerpo los mismos beneficios que haber practicado yoga. El cuerpo se siente más plácido y nos sentimos mejor con nosotros mismos.

3º Facilita el deporte, vivir cerca del mar hace que nos sintamos más motivados para correr, pasear etc… Lo que mejora las articulaciones gracias a las propiedades terapéuticas que se consiguen con estas condiciones ambientales, la arena inestable, el agua del mar…

4º Contribuye a la meditación y a la relajación. Vivir cerca del mar hará que dejemos el estrés de lado, si eres una persona que normalmente se ve aquejada de estrés, ansiedad o nerviosismo, te garantizo que disfrutes aunque sea de una temporada lo que es vivir cerca del mar. Volverás a casa renovado por la experiencia y no dejarás de repetir en las próximas vacaciones.

5º Mejora las defensas del sistema inmunitario, esto hace que el mar sea un buen aliado para aquellas personas que pasan por procesos como la quimioterapia, ya que esta daña nuestras defensas. El yodo  y la brisa del mar además propician una mejoría del sistema respiratorio, algo que es buenísimo para aquellas personas aquejadas de asma o de alergias  que cursan con procesos respiratorios o bronquitis.

6º Realizar ejercicio bajo el agua fortalece mucho más nuestros músculos, además de fomentar la eliminación de líquido retenido gracias a la presión que ejerce el agua en nuestro cuerpo. Algo que también beneficiará a nuestras varices y el sistema circulatorio en general.

7º Te sentirás mejor contigo, tu cuerpo recuperará la tonicidad gracias a la natación en el mar, aunque en general practicar la natación es muy bueno, realizarlo en el mar duplica sus efectos, ya que las olas ejercen más presión en nuestra piel por lo que los resultados serán mejores.

8º La sal del mar cicatriza las heridas de una forma milagrosa, lo que la convierte en una fuerte aliada para aquellas personas que han sufrido una intervención y necesitan recuperarse. Del mismo modo ayuda al acné juvenil, ya que la sal y el yodo controla el exceso de cebo de la epidermis.

Seguro que después de leer el artículo barajarás la idea de visitar alguna de nuestras costas este verano.