3 FORMAS DE CUIDARTE

3 formas de cuidar tus músculos en tus sesiones de entrenamiento

Tener presente estas 3 formas de cuidar tus músculos en tus sesiones de entrenamiento es esencial para reducir los posibles daños que estos puedan sufrir durante la realización de diferentes ejercicios y puedas así fortalecerte sin ningún inconveniente.

#1 Realiza una sesión de calentamiento antes de empezar

Este paso es muy importante para mantener una buena salud muscular. Si no preparas tu cuerpo para el entrenamiento, las lesiones pueden llegar más fácilmente. Además, te ayudará a evitar los incómodos dolores posteriores, debido a que hace que el flujo de sangre y oxígeno a los músculos sea mayor.

El calentamiento debe incluir diferentes tipos de ejercicios, como de resistencia y cardiovascular, especialmente para aquellas zonas que van a recibir más impacto. La duración dependerá del nivel de entrenamiento que vas a realizar, pero por lo menos debe extenderse por unos 15 minutos para que tu organismo sienta que la temperatura aumenta, pero que no esté cansado.

#2 Concluye con estiramientos y consume los alimentos adecuados

Así como el calentamiento es indispensable al iniciar tu sesión deportiva, los estiramientos también lo son al concluir, ya que estos beneficiarán principalmente a la parte muscular como las pantorrillas, cuádriceps y la espalda.

Deberás realizar una actividad ligera como caminar o ejercicios de relajación donde estés lo más tranquilo posible; de esta manera vas a lograr que los ejercicios tengan un mejor efecto y mantendrás la flexibilidad para disminuir las lesiones.

Otra parte importante es tener una buena nutrición después de cada entrenamiento, con la cual puedas reponer las energías y proteínas necesarias para reconstruir o reparar cualquier tejido muscular dañado. Una buena opción para obtener esto es consumir suplementos deportivos veganos.

#3 Utiliza la técnica correcta durante el entrenamiento sin exceder tus límites

Una mala técnica deportiva es muy peligrosa para tu sistema muscular puesto que puedes hacer que este se lastime de forma irreparable. Por eso, al realizar tus entrenamientos es importante que controles bien cada movimiento. Si no tienes este tipo de conocimientos puedes acudir a un entrenador, este te dará la guía necesaria de cómo utilizar los equipos, tener las posiciones correctas y una buena postura.

De igual modo, es muy importante que tengas presente no sobrepasar los límites que tú cuerpo te permite, porque podrías causarte un tirón o distensión muscular. Por ello, al entrenar escucha a tu organismo para saber cuándo detenerte y comienza cada sesión con ejercicios que te permitan ir aumentando el ritmo de forma gradual.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.