Alimentos que nunca deberías darle a tu perro

Dar una alimentación de calidad a nuestras mascotas es requisito fundamental para su bienestar y protección frente a enfermedades y otros agentes externos. Comida canina como los piensos Arion son siempre recomendables gracias a su composición con ingredientes de primera calidad que actúan muy positivamente sobre la salud del animal.

Ahora bien, existen diferentes tipos de alimentos que, aunque no lo creamos, pueden causar serios problemas en la vida diaria de nuestros mejores amigos. Veamos cuales son.

Alcohol

Las bromas de darle bebidas alcohólicas a un perro son muy peligrosas y ponen en riesgo su salud al ser un componente especialmente tóxico para su organismo. En concreto, cerebro e hígado son los más perjudicados por la ingesta de alcohol y es fundamental asegurarse de que los canes no tengan acceso a ingerir este tipo de bebidas.

Bebidas con cafeína

La cafeína es otro de los elementos que provoca reacciones indeseadas en perros, tales como taquicardias, temblores, respiración acelerada o nerviosismo. Los refrescos con cafeína, bebidas energéticas o el café y el té debemos mantenerlos siempre lejos de su alcance para evitar sustos.

Chocolate

Tan sabroso para los humanos y tan perjudicial para los perros. El chocolate produce una gran cantidad de intoxicaciones en animales debido a la teobromina, un componente que produce efectos similares a la cafeína. Vómitos, diarrea, problemas de corazón e hiperexcitación son algunos de las posibles consecuencias debido a que sus organismos no toleran este tipo de productos azucarados.

Uvas y pasas

Muy comunes en Navidad, muchas personas desconocen los efectos adversos que estos alimentos provocan en nuestros amigos perrunos. Mareos acompañados de problemas estomacales y diarrea o vómitos son frecuentes entre 6 y 12 horas después de su ingesta. Es conveniente llevar a nuestra mascota a un veterinario si creemos que ha comido este alimento.

Chicles

Los chicles especialmente sin azúcar no son tolerados por perros debido a la presencia de xylitol, componente que sustituye al azúcar y que reduce el nivel de azúcar en su organismo, provocando caídas de energía, desgana y malestar general.

¿Qué otros alimentos no le darías nunca a tu mascota?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *