El arte del vino

Disfrutar de un buen vino es un placer que ha de tomarse con tranquilidad, sosiego y respetando unos actos protocolarios que ayudarán a un mayor disfrute del caldo, ayudando a conservarlo en las mejores condiciones para su toma.

Existen multitud de estudios sobre los procesos a seguir para la toma del vino, cómo degustarlos, las mejores maneras para su desconchado, estudios sobre la temperatura ideal de cada vino y un largo etcétera que nos hacen comprobar la importancia de muchos de estos factores para una correcta degustación.

Factores más importantes

  • Buen año.

Una buena añada es siempre sinónimo de calidad. Es importante conocer los años de maduración, el tipo de uva utilizado en ese año, …

Las añadas vienen marcadas por las condiciones climatológicas que han marcado el año del vino es la zona vitivinícola.

  • Conservación.

Es importantísimo conocer la temperatura ideal de cada vino para su degustación. La mejor solución para ello es contar con una buena vinoteca que permite regular la temperatura entre los límites marcados e incluso controlar la humedad. Puedes encontrar vinotecas de ocasión altamente competitivas y de las mejores firmas en vinotecasdeocasion.com

  • Descorchado de la botella.

Debemos asegurarnos que el corcho no se desquebraja al abrir la botella, esto puede significar una mala conservación del vino. También debemos estar atentos al olor del corcho. Un olor ácido también puede ser sinónimo de mala conservación.

Siempre utilizaremos una copa fina y trasparente de cristal para poder apreciar los intensos colores de nuestro vino, con forma oval y de gran copón.

  • Primeras degustaciones.

Al abrir la botella debemos tratar de abrirla sin girarla. Las vibraciones y ruidos no son amigas del vino.

Una vez abierta y tal y como hemos hablado antes, se inspeccionará el corcho para olerlo, disfrutarlo y comprobar que no existe acidez.

Una vez abierto, servir una pequeña cantidad en la copa. De esta forma limpiaremos de imperfecciones e impurezas nuestra botella.

Por último, hay que retener el primer trago en la boca para apreciar la composición del caldo.

 

Con estos básicos y sencillos pasos podremos disfrutar y saborear de la mejor manera posible nuestra botella de vino. Siempre de forma sosegada y tranquila, solo así es posible apreciar los aromas de un buen vino, su composición exquisita y el auténtico placer de disfrutar una buena botella de vino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *