Claves para que tu bebé no pase calor este verano

Ahora que llega el verano, hay que tener mucho cuidado con la exposición al sol y al calor. Hoy nos centraremos en los recién nacidos, que son el grupo de niños al que más tenemos que proteger, tanto de los rayos solares directos, como del calor, puesto que ya sabemos lo peligrosos que pueden llegar a ser.

Para facilitar el trabajo de los padres, en este post, trataremos de ofrecer una serie de consejos para que nuestros niños se encuentren, en todo momento, protegidos del calor.

  1. Protege a tu bebé en su sillita de paseo

Será muy importante equipar correctamente la silla de paseo y evitar que los rayos del sol impacten de manera directa sobre el bebé. Es conveniente que la silla venga con una buena capota e incluso una sombrilla para que el niño quede protegido por completo.

  1. Regula la temperatura en el hogar

Evidentemente, dentro de casa, habrá que hacer un esfuerzo extra para que la temperatura de casa se mantenga en unos niveles aceptables para que los niños no sufran golpes de calor. Podríamos fijar una temperatura entorno a los 20 y los 23 grados. Si utilizamos aire acondicionado no pasaría nada, siempre que no esté a una temperatura muy baja o le dé directamente al bebé.

  1. Cuida dónde duerme tu bebé

El sitio donde duerma tu bebé es tan importante como cualquier otra medida. Durante la noche es posible que sienta calor y le haga sudar, lo que le puede generar problemas. Para ello, existen colchones de bebes  fabricados con materiales altamente transpirables, como los colchones de fibra de coco o de otros materiales naturales.

  1. Cuida la alimentación

Con las altas temperaturas, lo más recomendable es darle frutas de temporada, ricas en agua, yogur… Si son niños más pequeños, realizar tomas frecuentes será muy importante, ya que tenemos que asegurarnos de que el niño esté bien hidratado. A partir de los seis meses, se le puede dar agua directamente pero en cantidades más o menos pequeñas.

  1. Utiliza ropa ligera

Para vestir a tu bebe, es importante que tengamos claro que no debemos cargarlo de ropa, con un body ligero y unos  calcetines sería más que suficiente para que el niño no pase calor, siempre que controlemos adecuadamente la temperatura del hogar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *