Cómo prepararnos para el invierno

Hace tiempo que llegó la rutina y que todos nos habituamos a la vuelta al colegio, al trabajo y a las bajas temperaturas. Con la llegada del invierno es necesario preparar tu cuerpo tanto por dentro como por fuera para los fríos meses que se avecinan.

Recupérate del cansancio acumulado

Las largas horas de sol y los diversos planes nos hace robarle horas al sueño para aprovechar el tiempo al máximo. Para recuperar el cansancio acumulado es importante establecer una rutina y respetar las horas de sueño con el objetivo de recuperar los biorritmos perdidos. Los complejos vitamínicos te ayudarán también a recuperar parte de la energía perdida.

Cuida tu pelo

El sol, la sal, el cloro y los lavados frecuentes dañan el pelo haciendo que esté más seco y apagado. Es necesario aportarle una dosis extra de hidratación, por lo que un champú y una mascarilla hidratantes además de una visita a la peluquería le devolverán la salud y belleza a tu pelo.

Mima tu piel

El primer paso para preparar la piel es la exfoliación, una vez retiradas las células muertas, es el momento de hidratar la piel profundamente. Puedes optar por un body milk o aceite corporal.

 Crea tu propia rutina

La rutina te permitirá organizarte y conseguirás un mayor bienestar mental. Establecer unos horarios y distribuir los diferentes momentos de ocio y obligaciones reactiva nuestro ritmo de vida.

Regálate tiempo

Resérvate unos minutos al día para disfrutar de cosas que verdaderamente te gusten como leer, cocinar, pasear, escuchar música… No importa la actividad, pero que sea algo que te permita desconectar.

¿Cuáles son tus trucos para adaptarte al invierno? ¿Tomas complejos vitamínicos? ¿Utilizas algún producto especial?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *