Consejos de limpieza e higiene para ayudar a mantener el virus COVID-19 fuera de tu casa

Desde el lavado de la ropa hasta la preparación de las comidas: medidas cotidianas para ayudar a proteger a tu familia.

Las tareas domésticas cotidianas se han convertido en una fuente de incertidumbre y ansiedad, ya que las familias se esfuerzan por hacer lo básico y mantener a sus seres queridos sanos y salvos.

La desinformación generalizada sobre el virus pone a todos en riesgo y aumenta el estrés de tener que filtrar la realidad de la ficción.

Sabemos que el virus se transmite a través del contacto directo de una persona infectada (a través de la tos y los estornudos), y tocando superficies contaminadas con el virus. El virus puede sobrevivir en las superficies desde unas horas hasta varios días. ¿La buena noticia? Unos simples desinfectantes pueden eliminarlo.

Hemos recopilado la información más reciente de los expertos sobre lo que se sabe acerca del COVID-19 y consejos para ayudar a mantenerlo fuera de tu casa.

Consejos de limpieza e higiene para protegerse de COVID-19

Higiene personal

Unas sencillas medidas de higiene pueden ayudar a proteger la salud de tu familia y la de los demás.

  • No te toques la cara
  • Evita tocarte los ojos, la nariz y la boca.
  • No tosas ni estornudes en las manos
  • Cúbrete la boca y la nariz con el codo o con un pañuelo de papel cuando tosas o estornudes.
  • Mantén la distancia de al menos 1 metro
  • Lávate, lávate, lávate las manos

Lávate las manos frecuentemente con agua y jabón durante al menos 20-30 segundos.

Asegúrate de lavarse las manos después de sonarse la nariz, estornudar, ir al baño, salir y volver a casa, antes de preparar o comer alimentos, maquillarse, manipular lentes de contacto, etc.

Si utilizas un desinfectante de manos o Gel Hidroalcohólico, asegúrate de cubrir todas las partes de las manos y frota las manos durante 20-30 segundos hasta que las sienta secas.

Limpieza en el hogar

Limpiar y desinfectar regularmente las superficies que se tocan con frecuencia en el hogar es una precaución importante para reducir el riesgo de infección.

Sigue las instrucciones del producto de limpieza para un uso seguro y eficaz, incluyendo las precauciones que debes tomar al aplicar el producto, como el uso de guantes y la garantía de una buena ventilación.

Superficies de alto contacto que hay que limpiar y desinfectar

Cada casa es diferente, pero las superficies más comunes que se tocan son: Picaportes, mesas, sillas, pasamanos, superficies de la cocina y el baño, grifos, inodoros, interruptores de la luz, teléfonos móviles, ordenadores, tabletas, teclados, mandos a distancia, controladores de juegos y juguetes favoritos.

Qué utilizar para limpiar y desinfectar

Si una superficie está sucia, límpiala primero con jabón o detergente y agua. A continuación, utiliza un producto desinfectante que contenga alcohol (en torno al 70%) o lejía. El vinagre y otros productos naturales no son recomendables.

Limpieza de la ropa

Actualmente no está claro cuánto tiempo puede sobrevivir el virus COVID-19 en los tejidos, pero muchas prendas de vestir tienen elementos de plástico y metal en los que podría vivir de unas horas a varios días.

Se precavido y ten sentido común. Las buenas prácticas a tener en cuenta incluyen quitarse los zapatos al entrar en casa y ponerse ropa limpia al volver a casa después de estar en lugares concurridos, y lavarse las manos con agua y jabón inmediatamente después.

Lavar la ropa en casa

Limpia regularmente las sábanas, las toallas y la ropa.

Lava las prendas con jabón o detergente, utilizando el nivel de agua más caliente posible, y sécalas completamente: ambos pasos ayudan a eliminar el virus.

Lávate las manos con agua y jabón, o utiliza un desinfectante de manos a base de alcohol, inmediatamente después.

Utiliza guantes desechables si los tiene, desinfecte las superficies de todas las máquinas que utilices y no te toques la cara.

Consejos generales de higiene alimentaria

  • Lavarse bien las manos con agua y jabón durante al menos 20 segundos antes de preparar cualquier alimento.
  • Utilizar productos especiales para desinfectar tu cocina
  • Utiliza tablas de cortar distintas para preparar la carne y el pescado sin cocinar.
  • Cocina los alimentos a la temperatura recomendada.
  • Siempre que sea posible, presta atención a las fechas de caducidad de los productos.
  • Procurs reciclar o eliminar los residuos de alimentos y los envases de forma adecuada e higiénica, evitando que se acumulen residuos que puedan atraer a las plagas.
  • Lávate las manos con agua y jabón durante al menos 20 segundos antes de comer y asegúrate de que tus hijos hacen lo mismo.
  • Utiliza siempre utensilios y platos limpios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *