Descubre el qué, por qué y para qué de los complejos vitamínicos

Los complejos vitamínicos, conocidos por todos, cuentan con numerosos defensores y detractores tanto a nivel profesional como particular. La época de la vuelta al cole y al trabajo es una de las épocas en la que los complejos vitamínicos se hacen más necesarios al necesitar una dosis extra de energía con la que enfrentarnos a la rutina diaria. ¿Cuáles son las características de los ingredientes de los complejos vitamínicos?

Ginseng

El ginseng es una conocida planta usada desde hace más de 4.000 años por la medicina china tradicional. El ginseng es rico en aminoácidos esenciales y minerales, vitamina C y E, vitaminas del grupo B, ginsenosidos, componentes polifenólicos y polisacáridos, etc. El ginseng tiene propiedades estimulantes y energizantes, reduce el estrés y mejora el estado de ánimo, ayuda a adelgazar, contiene propiedades antiinflamatorias y contra la disfunción eréctil.

Vitaminas grupo B

Las vitaminas del grupo B reducen el estrés, favorecen la agilidad cerebral y evitan la hinchazón. Aportan mucha energía y ayudan al organismo mantener la digestión, el corazón, la piel, las articulaciones y el sistema nervioso en perfecto estado.

  • Buenas para evitar la hinchazón: B3 (niacina), B1 (tiamina), B12 (cobalamina y metilcobalamina).
  • Buenas para el cerebro: B6 (piridoxina), B12, B3, B1.
  • Buenas para el corazón: B3, B5, B6 y B12.
  • Buenas contra el estrés: B3, B5 y B6.
  • Buenas para las articulaciones: B3 y B5.
  • Buenas para la vista: B2 (riboflavina) , B6, B12.

Vitamina C

La vitamina C es imprescindible para el desarrollo y crecimiento, la reparación de tejidos (heridas, huesos, dientes) y prevención de resfriados. Tiene propiedades antioxidantes por lo que previene el daño de los radicales libres. Previene enfermedades cardiovasculares y algunos tipos de cáncer como el cáncer de colon, cáncer de pulmón o cáncer de mama.

Es común pensar que la vitamina C evita la aparición de resfriados, sin embargo lo cierto es que no es así, pero sí reduce la duración y favorece una pronta recuperación. El exceso de vitamina C puede ser perjudicial ya que puede ser contraproducente a efectos de propiedades antioxidantes además de causar diarrea, náuseas y dolores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *