¿Cómo elegir el mejor colchón para la cuna de viaje?

Colchón cuna de viaje

Los primeros humanos descubrieron pronto que era más cómodo dormir sobre hojas, paja o lana, que sobre el frío y duro suelo. Con el tiempo, comenzaron a rellenar fundas de piel con materiales orgánicos, dando lugar a un primitivo colchón.

Sin embargo, los materiales orgánicos atraían parásitos indeseables como insectos o ratones. Finalmente, la evolución de los materiales trajo consigo rellenos sintéticos.

Hoy en día, el colchón es fundamental para nuestro descanso.

Párate a pensar cuántas horas al día pasa un bebé durmiendo y comprobarás la importancia de elegir el mejor colchón para nuestros hijos. Además, cuando va creciendo y permanece más tiempo despierto, la cuna se convierte  un lugar fantástico para jugar y realizar sus primeros movimientos.

Garantizar el buen descanso para el bebé es algo de vital importancia, ya que, dormir bien le brinda al organismo la posibilidad de gozar de bienestar y salud.

Las cunas de viaje nos dan la facilidad de poder viajar con nuestros pequeños siempre que queramos, pero no te olvides de lo realmente importante: el colchón para la cuna de viaje. Es la pieza clave que hará que tu bebe descanse como en casa.

 

Claves para elegir el colchón para la cuna de viaje

#1. Partes principales de un colchón cuna de viaje

Para valorar la calidad del colchón de la cuna y elegir el mejor para viajar, debes tener en cuenta que éste se divide principalmente en tres partes:

  • La funda: es la cubierta superior que protege el colchón. La idea es que sea una pieza que pueda retirarse para ser lavada. Elige una funda que sea suave e hipoalergénica (100% de algodón).
  • El acolchado: se encuentra debajo de la funda, y es una parte importante del colchón puesto que proporciona estructura y confort.
  • El núcleo: es la parte central del colchón. En el caso de los bebés, los más utilizados son de espuma o látex.

 

#2. Comprueba el espesor del colchón

Muchas cunas de viaje traen consigo un colchón de viaje de pocos centímetros. Debes saber que este colchón no actúa como colchón sino como somier, dada su dureza y escaso grosor. Por tanto, si has comprado recientemente una cuna de viaje, es el momento de comprar un colchón adaptado.

Los colches especiales para cunas de viaje suelen plegarse en dos o tres para su mejor transporte. Esta característica no afecta a su calidad, siendo tan cómodos como cualquier otro colchón de cuna. Además, suelen tener las mismas medidas que una cuna universal (60×120 centímetros) y, por tanto, podrás utilizar los mismos textiles.

El espesor recomendado debe ser mínimo de 5 cm, de tal forma que cuando los niños sigan creciendo, puedan seguir usándolo y estar cómodos.

 

#3. Otros datos importantes

  • Si heredas una cuna de viaje, recuerda comprobar las cualidades del colchón. Es preferible cambiar el colchón, sobre todo por motivos de higiene o alergias.
  • Los colchones de gomaespuma son más cómodos, pero se deforman con el uso.
  • Los colchones de látex regulan la temperatura y retienen el calor.

 

Sigue estos consejos para comprar un colchón para la cuna de tu bebé. Seguro que te ayudaran a elegir el mejor para viajar en vacaciones.

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *