Despídete del estrés y de la ansiedad

Nuestro acelerado ritmo de vida y una sociedad cada vez más exigente hace que vivamos bajo un estado casi permanente de estrés, por ello cada vez son más los que se apuntan a técnicas de relajación como el yoga, taichí o mindfulness.

¿Qué es el mindfulness?

Probablemente hayas oído hablar de él pero no sepas en qué consiste, se trata de una técnica basada en el poder mental. Se basa en la teoría de que todo se encuentra en nuestro cerebro y si aprendemos a controlarlo, también seremos capaces de afrontar nuestros problemas y ver la vida desde otra perspectiva.

¿Cómo practicarlo?

Los ejercicios están basados en la relajación y la respiración, para ello debemos centrarnos en nuestra respiración y dejar de pensar en todo aquello que nos preocupa, tan sólo en cómo inhalamos y expulsamos el aire. La duración suele oscilar entre los 5  y los 15 minutos, y habitualmente se realiza en lugares tranquilos, con las manos apoyadas en los muslos y los ojos cerrados.

Lógicamente el lugar más accesible para realizarlo es nuestro hogar, pero si puedes escápate a algún parque o playa cercana en la que puedas disfrutar de la tranquilidad y el aire libre.

Beneficios del mindfulness

Esta técnica tiene numerosos beneficios, alguno de ellos desconocidos, ¿quieres saber cuáles son? ¡Sigue leyendo!

1. Reduce el estrés y la ansiedad

El mindfulness aporta una tranquilidad que mejora la salud física y emocional gracias al descenso de los niveles cortisol y a la disminución de la presión arterial.

2. Disminuye el insomnio

El control de las emociones y la ansiedad y los bajos niveles de cortisol también favorecen al descanso nocturno gracias al bajo nivel de activación cortical por las noches, que ayuda a dormir mejor.

3. Mejora la concentración

Al centrarse en el entrenamiento de la plena atención y conciencia favorece el aumento de la capacidad de concentración.

4. Protege el cerebro

Según un estudio realizado por investigadores del Hospital General de Massachusetts y de la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard, la meditación aumenta el tamaño de los Telómeros , los cuales están relacionados con diversas patologías asociadas al envejecimiento.

5. Mejora las relaciones interpersonales

Según diferentes estudios, el mindfulness mejora las relaciones interpersonales gracias al entrenamiento de la compasión, la aceptación, la habilidad de responder de la manera oportuna al estrés de la relación y la capacidad de expresar nuestras emociones a la otra persona.

6. Fomenta la inteligencia emocional

Con la práctica de esta técnica se mejora el autoconocimiento y la autoconciencia, además de desarrollar la compasión con los demás y con nosotros mismos.

7. Fomenta la creatividad

La calma aportada por el mindfulness favorece al desarrollo de la creatividad.

8. Aumenta la memoria de trabajo

Se pudo comprobar gracias a un estudio realizado en 2010 con militares, que aquellos que habían participado en un programa de entrenamiento de mindfulness durante 8 semanas habían mejorad su memoria de trabajo en comparación con aquellos que no lo habían hecho.

Y tú, ¿te apuntas al mindfulness?

5 snacks saludables

¿Piensas que comer algo rico, sano y fácil de hacer es imposible? ¡Te equivocas! A menudo estando en casa o en el trabajo nos entra el hambre y con las prisas acabamos comiendo cualquier cosa que generalmente suele ser poco saludable y altamente calórica, por eso te proponemos 5 tentempiés saludables que te ayudarán a hacer cinco comidas al día y a engañar al hambre. ¡Toma nota!

Macedonia

Si te gusta la fruta esta es tu alternativa ideal, comer macedonia nos ayudará a ingerir las cinco raciones de frutas diarias recomendadas y a aportará multitud de vitaminas y minerales a nuestro organismo.

Galletas de avena, pasas y manzana

Si en cambio eres más de dulce puedes preparar estas deliciosas galletas en aproximadamente 20 minutos. Para ello debes mezclar avena, puré de manzana y las pasas; hacer bolitas, aplastarlas y hornearlas durante 20 minutos.  Sin azucares añadidos, con alto contenido en fibra y efecto saciante, ¿qué más se puede pedir?

Tostada de tomate y aguacate

Dos alimentos sanísimos que juntos son la combinación perfecta para tomar entre horas. Tostada de pan integral, tomate en láminas y rodajas de aguacate, ¡más fácil imposible!

Mini bocadillo

Para los fans del bocata, presentamos la opción de minibocadillo, el cual aporta todos los nutrientes necesarios para mantener el hambre a raya durante horas. Las opciones son infinitas, nosotros te proponemos un bocadillo con pan integral, queso fresco, tomate, zanahoria, jamón york, lechuga y aceite de oliva. De esta forma consumirás hidratos de carbono, vitamina A, proteínas y ácidos grasos poliinsaturados.

Rollitos de queso y calabacín

Una excelente opción para llevar al trabajo cuando no tienes mucho tiempo ni ganas de cocinar. Su elaboración es muy sencilla, en primer lugar debes cortar el calabacín en láminas finas y untar queso cremo o añadir un taquito de queso fresco, si además quieres aportarle un poco más de sabor y de proteínas puedes añadirle jamón york o salmón ahumado.

¿Qué opción es tu preferida? Cuéntanos cuál es tu snack saludable más habitual

 

10 hábitos para llevar una vida sana

A menudo nos plateamos empezar a llevar una vida más sana pero no sabemos ni por dónde empezar, para ello debemos adquirir hábitos más saludables basados en una correcta alimentación, ejercicio físico y un buen descanso. ¿Quieres saber cómo hacerlo? ¡Sigue leyendo!

1. Cambia tu lista de la compra

El primer paso es mejorar tu alimentación, y se empieza por el carrito de la compra. Por ello elige frutas, verduras, carne y pescado y evita alimentos precocinados o altos en grasas y azúcares.

2. Aprende a cocinar

Se encuentra muy relacionado con el punto anterior, si no sabes cocinar lo más probable es que optes por comida precocinada o por alimentos fáciles de cocinar. Saber cocinar no sólo te ayudará a reducir el número de calorías sino que también aumentará la variedad de tus platos. Una excelente opción para cocinar de forma más sana es la utilización de técnicas como la cocina al vapor, a la plancha o al horno.

3. Come frutas y verduras

Seguramente lo hayas oído infinidad de veces, pero este tipo de alimentos son los que te van a aportar las vitaminas, minerales y fibra necesarias para el correcto funcionamiento de tu organismo.

4. Bebe mucha agua

¿Sabes cuántas calorías tiene el agua? ¡Cero! Por eso debe ser la bebida principal y sustituir el consumo de refrescos o alcohol que contienen muchas más calorías y azúcares.

5. Realiza ejercicio diariamente

Lo más importante es elegir un deporte o actividad que te gusta, ya que en caso contrario acabarás abandonando este hábito. Por eso opta por alguna actividad en grupo o en pareja o por tu deporte favorito. Con 30 minutos diarios de ejercicio es el mínimo adecuado, e incluso si un día tienes menos tiempo con 15 minutos de carrera, paseo o ejercicios en casa es suficiente. ¡No hay excusa!

6. No seas sedentario

Pequeños hábitos como ir andando al trabajo o subir escaleras en vez de utilizar el ascensor te ayudará a tener una vida menos sedentaria.

7. Reduce tu nivel de estrés

Un alto nivel de estrés no sólo disminuye tu felicidad sino que te hace padecer cansancio crónico, en resumen, perjudica a tu salud.

8. Mejora tus hábitos de descanso

Dormir entre 7 y 8 horas te ayudará a estar descansado y a afrontar el día a día con energía. Elige un buen colchón, un ambiente relajado, una rutina de sueño  y evita el uso de dispositivos electrónicos un par de horas antes de acostarte y conseguirás dormir mucho mejor.

9. Disminuye el consumo de sal y azúcar

Para ello lee el etiquetado de los alimentos que vayas a comprar para poder controlar y limitar el consumo diario.

10. Consume alimentos ricos en fibra

La fibra ayuda a regular el tránsito intestinal y aporta saciedad, ayudándote a reducir tu consumo de calorías. Alimentos como las frutas y verdura aportarán la fibra necesaria a tu dieta.

¿Te apuntas a la vida saludable?